Prioritariamente, se hace necesaria la  dictación de un Reglamento que regule el ejercicio del Plebiscito consagrado en el art. 5 y 32 nº 4 en relación con el art. 117 inciso 4º de la Constitución Política del Estado. La significación de dicha preceptiva legal constitucional esté destacada por su propio texto:  “La Soberanía reside esencialmente en la Nación. Su ejercicio se realiza por el pueblo a través del plebiscito y de elecciones periódicas...”  Su objeto principal, sería lograr un pronunciamiento de los ciudadanos acerca de los aspectos más importantes que dicen  relación con nuestros problemas de orden económico, social y cultural y así obligar al Congreso Nacional para que legisle sobre ello. Tal vez copiando el ejemplo de Suiza que con 100.000 firmas se puede lograr un proyecto de ley ciudadano que sea vinculante.

A- Modificar la Constitución en el sentido que el rol del  Estado pierde su carácter de subsidiario, derogándose del texto contenido en el artículo 19 N° 21 inciso segundo de la Constitución Política “sólo si una ley de quórum calificado lo autoriza”.

B- Con respecto a la Salud, someter a votación para obligar a todos los chilenos que cotizan lo hagan en FONASA, sin perjuicio de aquéllos que resuelvan afiliarse además a una Isapre. Asimismo, que todos los ciudadanos tengan derecho a un seguro por enfermedades catastróficas y accidentes. Esta FONASA podría ser gestionada económicamente por una empresa financiera licitada por el Estado (3 años no renovable al periodo siguiente) y que se integre además con representantes de colegio médico, usuarios y minsal, para la asignación de recursos a la salud primaria y hospitales públicos y privados en la atención de los pacientes. Contar además con un verdadero control del sistema que integre usuarios contando con un procedimiento que derive en Resoluciones  vinculantes: de Solución o, de derivación al Poder  Judicial. Especialísima importancia se le debe conceder al estado de la salud mental que afecta un alto porcentaje de chilenos. Situación motivada, principalmente por la pobreza o el descuido de los padres respecto a las conductas de sus hijos fuera del hogar. Política de salud que deberá ser abordada en forma integral y por varios profesionales vinculados a la materia, conjuntamente con la familia.

C- Con respecto a la Educación, considerando la circunstancia científicamente demostrada de que la mayor capacidad para absorber conocimientos se produce hasta los 5 años de edad, considero necesario en esta etapa promover la divulgación de conocimientos, especialmente a través de mecanismos lúdicos en que el juego y la imagen junto con la música, ejerzan un papel preponderante. En este sentido, TVN debería en horario matutino difundir contenidos en matemática y lenguaje para colaborar con los jardines infantiles Respecto de la educación básica y media, la presencia y el buen ejemplo de los profesores  debidamente capacitados para una moderna educación, exigirá naturalmente mucho mejores y más altas remuneraciones, aparejado con un control eficiente de calidad y excelencia. La Educación pública debería ser gratuita,  obligatoria y de excelencia, sirviendo ésta de base o modelo para aquélla que se imparta en el sector privado. Cumple destacar el hecho de que lo más importante siempre,  es que el profesorado desarrolle su capacidad de motivar a los alumnos antes que simplemente “instruirlos”. Y, para lo cual, se torna imprescindible que posean una cultura muy amplia y variada que siempre esté al día en los últimos avances científico-tecnológicos que, por naturaleza,  provocan el interés de los niños y los jóvenes. Dándole particular importancia a los rasgos de la zona geográfica en que se esté educando, para facilitar y estimular el desarrollo regional. La Educación Universitaria a mi juicio, no debería ser gratuita en los campos específicos de carreras que estén sobre saturadas como por ejemplo: ingeniería comercial, derecho, periodismo etc. Concediéndole sin embargo, gratuidad a las carreras de carácter esencialmente técnico profesional y que el País con urgencia necesita. Cuyos estudios deben ser implementados con ramos culturales de los que hoy carecen como por ejemplo, Educación Cívica, Filosofía, Lógica Matemática, Literatura etc.: no es admisible el crecimiento permanente de técnicos no especializados. En ese sentido TVN en horario estelar debería difundir cápsulas de las referidas materias al espectador adulto. Lo más elemental y obvio, aunque así no sucede, es que la eterna Reforma Educacional sea entregada a manos de verdaderos expertos ... Es vergonzoso y signo de incapacidad política sin nombre, que a la cabeza de ese Ministerio tan importantes estén políticos o políticas designados por cuoteo político-partidario y que por ello carecen de elementales conocimientos y experiencia. Los resultados,  como se sabe,  han sido ¡desastrosos! Tanto o más que la legítima frustración de nuestra juventud, muchos de los cuales son también víctimas de las hambrientas fauces del sistema bancario. Ya en un difundido libro, “Jaquemate a los Economistas”, se anticipan graves errores y limitaciones de estos verdaderos agentes del comercio, generalmente adscritos y postillones de grandes Centros de Poder económico, antes que a poderes culturales. Confirmándose este rasgo, por libros como “El Saqueo de Chile” (Olivia Monckeberg) o “Háganme callar” (Mónica Echeverría).    Estrechamente vinculado con el gran desafío de la Educación y las oportunidades laborales se encuentra el acuciante problema de la criminalidad, cada vez mayor en Chile. Porque, ésta ha sido enfocada siempre de manera absolutamente errada o sectaria: cada vez que se cometa un delito, nadie debe ingresar a una cárcel tradicional, sino que a un verdadero internado donde funcionen escuelas especializadas en diferentes rubros, asociado a la internación de Valores, lo que les permitiría a los reclusos elegir qué profesión más les agrada o conviene muy particularmente, induciéndolos a carreras técnicas. Sin perjuicio de incentivarlos a experimentar “Vipassana” (como en La India), para su crecimiento y autoconocimiento espiritual que tiendan al arrepentimiento y conversión. Estudios que si no alcanzan a terminar en estado de reclusión, deberán continuarlos en los establecimientos externos que impartan esa instrucción. Debiendo siempre, cuando se trata de perjuicios materiales o avaluables en dinero,  resarcir el total de los daños como mínimo, a los afectados; aparte el cumplimiento de la pena. Para tales efectos, deberían comenzar en cuanto ingresen al establecimiento penitenciario, a realizar trabajos que se les remuneren adecuadamente. La ciencia y la tecnología deberán constituir permanentemente los pilares de la función educacional, proyectados ciertamente hacia el futuro no tan sólo en un sentido meramente pragmático sino también y prevalentemente con el propósito de enriquecer los principales valores del hombre. Cuyo Norte sea cuanto posible el desarrollo de las condiciones necesarias para no continuar dependiendo exclusivamente de los Recursos Naturales que son por esencia no renovables, es decir finitos, en nuestro planeta. En que la afirmación de Joubert: “el gran negocio del hombre es la vida”, cobre una vigencia permanente.

D- Protección y defensa de los Recursos Naturales: Considerando el hecho que tales recursos no son renovables y además, la circunstancia reconocida por las propias Naciones Unidas en su Resolución 1803 de 14 de Diciembre de 1962, de que ellos son “INHERENTES” a nuestra Soberanía Nacional, se torna obvio y perentorio sostener una política muy diversa a la que últimamente y para nuestra desgracia, se ha desarrollado en Chile. Están palmariamente demostrados los numerosos errores cometidos y las cuantiosas pérdidas que nos han afectado a estos respectos. Muy particularmente el hecho de haber sido dictada la Ley 17098, conocida como “Ley de concesión plena”, por virtud de la cual estaría contraviniendo o “derogando” el art. 19 N° 24 de nuestra Carta Fundamental. Sumado a la circunstancia nefasta de que bajo el Gobierno de Patricio Aylwin se estableció que las empresas mineras tributarían no sobre la base  de la llamada Renta Presunta: los ingresos por ventas, sino por la llamada Renta Efectiva: la utilidad liquida o Antes de impuesto, vale decir, los ingresos por ventas menos los costos y gastos del periodo del cobre efectivamente extraído. Lo que significa en los hechos que, a contar de entonces estas empresas a través de la contabilidad han logrado evadir el pago de los impuestos correspondientes a lo efectivamente adquirido. Se debería fijar además un royalty propiamente tal al ingreso por cobre y sub productos del cobre para lo cual las empresas explotadoras deberían declarar su valor.  Además y por sobre todo, el cobre deberá manufacturarse en Chile preferentemente para adquirir mayor valor agregado de este valioso producto, tomando ciertamente los resguardos necesarios que eviten la grave contaminación ambiental.  Las aguas que nacen y mueren en un mismo predio no pueden ser enajenadas a terceros ajenos al predio mismo.  El agua de vertientes y ríos debe ser un bien público y para el uso exclusivo del consumo doméstico. El Estado debería asignar cuotas de agua a los predios ribereños según su utilización. Las empresas agrícolas de lugares de secano deberían regar sus predios con agua de mar desalada y regalarse la sal a países desérticos para pavimentar sus calles con la sal. Los predios agrícolas del Sur del País podrían utilizar aguas dulces en las cuotas que asigne el Gobierno según sus necesidades. Las empresas mineras SOLO deberían utilizar agua de mar desalada para sus faenas y, en caso ninguno, utilizar aguas que provengan de los glaciares. Como de hecho en un actual Proyecto de Ley bajo el engañoso título de defensa de los glaciares, se está sin embargo, autorizando su destrucción. Se debería modificar la ley de pesca de modo que haya rotación en la extracción y en que prime la equidad teniendo especial consideración a los legítimos intereses de los pescadores artesanales, asegurando la conservación y multiplicación de las especies, la no contaminación de las aguas cualquiera fuere su origen y otorgándose plazos razonables de concesión. Protección inmediata de los bosques nativos e incentivo para la plantación de los mismos, considerando el hecho fundamental de que de este modo se enriquece la biodiversidad, base fundamental de la vida humana. Asimismo, en la Región de los Ríos debería prohibirse la tala de bosque nativo para plantaciones de árboles exóticos como pino radiata o eucaliptus que consumen demasiada agua de las napas subterráneas, erosionando a la postre,  la tierra y colaborando con el avance de la sequía en la Región, con el consiguiente daño ambiental.

E- Política agrícola:  Partirá de la base de que la agricultura desempeña “una función matriz”, como reiteraba Aguirre Cerda. Y según sostiene Raymond Barre “no hay desarrollo económico sin revolución agrícola o cuando menos sin transformaciones profundas de las condiciones de la actividad agrícola”. Teniendo en consideración la globalización y el aumento progresivo de la población, se hace necesario que Chile se convierta en una potencia agro-alimentaria. Para todo lo cual se debería dictar una inmediata reglamentación que evite el crecimiento indiscriminado de las urbes en perjuicio de las áreas agrícolas. Dándose instrucciones a las Municipalidades prohibiéndoles  modificar el destino de los suelos agrícolas. Al tiempo que se debería otorgar las máximas facilidades   -especialmente en el orden tributario y asesorías técnicas-  para que las pequeñas, mediana y grandes empresas desarrollen proyectos agrícolas, especialmente en el Norte del País.

F- Adultos Mayores: Cumple destacar que la propia ciencia en sus últimos avances, ha demostrado: que con los años la verdadera inteligencia y madurez intelectual, avanzan y no se esclerosan ni se detienen, salvo enfermedades de por medio. Lo cual, sería a consecuencia de que con el tiempo se producen mayores y mejores relaciones entre las cien mil millones de neuronas del cerebro humano   -que aún no conocemos bien-,    considerando que cada una de ellas establece unos 10.000 contactos o sinapsis. En razón de ello, la inmensa importancia que revisten los seres humanos mayores en la convivencia cultural y social. Que no pasan a ser despojos o viejitos, sino piezas esenciales e imprescindibles en el verdadero desarrollo de nuestra sociedad. Muy especialmente, en relación con los niños y jóvenes que pueden aprovechar y asimilar esa sabiduría. Aparte recibir el afecto que ellos les prodigan: “el amor que baja es más grande el amor que sube”.  Por tales causas y otras, se les debe asignar un puesto de mayor jerarquía y privilegio para beneficio no tan sólo de la Juventud, sino de la comunidad en general. Sus jubilaciones deberían bastar para una vida digna y otorgarles opciones de trabajo    -en su caso-   así como la máxima consideración socio cultural, en términos similares a nuestros Pueblos Originarios, en que los jóvenes respetan y veneran a sus padres y abuelos. En el transporte deberíase acreditar la edad superior a 60 años para la correspondiente rebaja, sin distinciones. Con respecto a las jubilaciones deberán reajustarse conforme a los aumentos que se produzcan para los trabajadores activos. El Servicio Nacional de Adultos mayores -SENAMA- debería ser modificado por expertos a objeto de que cumpla eficazmente con su labor de velar por el real bienestar de éstos.   Se deberá modificar la ley en el sentido que los Defensores Públicos puedan actuar de oficio a solicitud de cualquier persona a objeto de representar al adulto mayor en cualquier juicio. Y en el caso de cometerse algún delito en su contra o causarle cualquier tipo de daño u ofensa, debería instituirse una agravante. Vinculado a lo anterior, se debería  modificar el sistema de AFP en Chile en términos tales que los dineros provenientes de cotizaciones previsionales por tratarse de derechos adquiridos, deberían ser depositados en una institución pública y empresas privadas licitadas se contratarían para que sugieran en qué invertir. La decisión final debería estar a cargo de un Consejo integrado por administradores públicos, expertos privados y representantes del sector laboral. Los empresarios o empleadores deberían aportar un porcentaje  adicional a las cotizaciones previsionales que pague cada trabajador  y el Estado también aportaría otro porcentaje con cargo al royalty a la minería. Así también, como nadie puede ignorar, otros de los pingües negocios en Chile y que no va en beneficio de los chilenos, es el de las concesionarias. Se da la paradoja de que estas inversiones y grandes negocios lo realizan extranjeros. Y muy vinculado a lo anterior, cumple señalar por ejemplo que hay dineros de pensiones de vejez de los canadienses invertidos en Chile en estas concesionarias viales. Por todo lo cual, cabe al menos preguntarse ¿cuáles son las razones verdaderas de estos enormes desatinos? Y si existe tanta corrupción, como está demostrado ¿no sería presumible que este constituiría otra fuente fecunda para esa clase de “negociados”?. Porque ¿a quién le rinden cuenta de estos contratos millonarios las autoridades encargadas del control y manejos de ellas?

G- Pueblos Originarios: Nuestros Pueblos Originarios han sido víctimas de una ciega, torpe e injusta marginación socio-cultural, sin que hayamos sido capaces de reconocer responsablemente, a lo menos dos de sus principales aportes o valores: a) Su sentido del orden y la jerarquía y, b) Su amor, respeto y vocación por la naturaleza, de la cual absolutamente dependemos, pero que día a día en forma irresponsable agredimos o destruimos. Asimismo, deberían respetarse las normas internacionales vigentes. El Estado debería aportar recursos suficientes a favor de aquellas comunidades indígenas que mantengan su tradición o la enriquezcan   -su idioma, su vestimenta, sus costumbres, su cosmovisión, su arquitectura-   con la sola limitación de aquellos actos los cuales, según la legislación vigente, sean considerados contrarios a los derechos humanos. Fortaleciendo la existencia de las comunidades indígenas, que robustezcan su propia identidad. Favoreciendo asimismo el ejercicio de labores agrícolas, alfareras, joyería en beneficio del etno-turismo en Chile...

H- Política Internacional: Los expertos más responsables   -como un Claudio Orrego Vicuña- han coincidido en la circunstancia de que nuestra política internacional, desde hace algunas décadas, ha sido improvisada. Situación que no tan sólo se expresa en la conducta específica de los funcionarios del ramo sino además, en la errada percepción que la mayoría de nuestro pueblo tiene a estos respectos. Casos recientes como el de Perú y Bolivia o, poco antes  con Argentina, así lo confirman incuestionablemente. Hoy más que nunca nos vemos en la imperiosa necesidad de conceder máxima importancia a las relaciones internacionales con nuestros países vecinos y hermanos: Argentina, Bolivia y Perú. Semejantemente, respecto del proceso inacabado o frustrado permanentemente, de nuestra Integración Latinoamericana: la Patria Grande. Merced a la cual ejerceremos una real influencia en este campo crecientemente gravitante en nuestra propia legislación y convivencia interna. Debiendo recordarse que es un chileno   -Juan Egaña-,   el legítimo precursor de esta importante idea. Sugestivamente, nacido en Perú. Fue el primer político en América Latina que no sólo planteó dicha importancia sino además, redactó un acabado Proyecto el cual fue presentado a las más altas autoridades de la metrópoli española. Por cierto,  antes que el propio Bolívar quien, más tarde, sería el adalid de esta visionaria proposición. Cabe asimismo entender la urgente necesidad de modificar sustantivamente nuestra política migratoria, que ha sido no menos equivocada y nefasta para el País. Precisamente, en la medida que hemos aceptado el ingreso de extranjeros que no tan sólo carecen de preparación elemental sino que además, nos han aportado en muchos caso enfermedades (sida , sífilis, tuberculosis que estaba hasta últimamente erradicada en Chile: tan grave es el problema) y también no menos el crimen y la prostitución. Chile estará siempre abierto al ingreso de personalidades o personas que como Ignacio Domeyco, Andrés Bello y otros, aporten al País sus altos valores y conocimientos para beneficio de todos. Y, ciertamente a aquellos cuyas labores sean requeridas por el País.

VOLVER A LA PÁGINA PRINCIPAL